XXIX CONGRESO NACIONAL DE DERECHO PROCESAL

Presidente: Dra. Graciela Gómez.
Ponentes Generales: Dr. Daniel Pastor - Dr.Santiago Martínez.
Secretarios: Dr. Martín Cafure - Dr.Maximiliano Esteban Barrionuevo.

Conclusiones:

  • Hablar sobre el perfil del juez del siglo XXI no se presenta como nada fácil, ya no es el juez formalista heredado del positivismo, del formalismo jurídico, de la escuela de la exégesis y del racionalismo jurídico, que concebía la función de juzgar como un mero silogismo aristotélico en donde a base de una deducción se lograba dirimir una controversia.
    Hoy el diseño del perfil de un juez presupone tener claro un modelo de juzgador que responda a las expectativas y necesidades de la sociedad de conocimiento del siglo XXI. Indudablemente, requiere de nuevas habilidades; aprendizaje y actualización constante, sensibilidad y compromiso social.
    Se destaca una marcada preocupación por la falta de imparcialidad e independencia en la función judicial, es indudable que tanto el poder político como los medios de comunicación masiva, constituyen elementos exógenos al proceso judicial, cuya implicancia en la toma de decisiones jurisdiccionales debe ser motivo de reflexión, con la finalidad de generar reformas procesales en el ámbito del derecho penal, en forma sistémica.
    Existen diversas alternativas para la conformación de los colegios de jueces. Dicha conformación de un tribunal, pretende lograr la plena horizontalidad de los magistrados, de manera tal que todo ellos ejerzan de manera ecuánime su función, sin que existan “jerarquías judiciales”, propias de un antiguo modelo hispano de estructura organizacional de la justicia, además de concluir con el drama de las subrogancias.
    La limitación temporal en el ejercicio de la judicatura podría servir para elevar el estándar de independencia del magistrado. Sabiendo el juez, que luego que de una determinada cantidad de años deberá cesar en sus funciones, no puede ser eficazmente amenazado con un posible adelantamiento de dicho cese., así lo han diseñado la judicatura la mayoría de los países del primer mundo y las Cortes Internacionales
    Los sistemas adversariales presentan el beneficio de contar con el perfil de un juez más próximo a las partes del conflicto, más perceptivo, de lo que resulta una mayor humanización del proceso penal y, eventualmente, el alcance de mejores decisiones jurisdiccionales en este marco.
    Con el desarrollo vertiginoso de la tecnología, nos cuestionamos sobre la posibilidad y la conveniencia de utilizar la inteligencia artificial como mecanismo para la resolución de cuestiones penales, haciendo las veces de “un juez máquina de la ley”, un tema para el análisis.
    Se impone con una cultura organizacional de la Justicia y allí encontramos la gran resistencia al cambio, convirtiéndose en el gran desafío del Derecho procesal y sus operadores
    Es dable remarcar, que América Latina se encuentra hoy frente al desafío histórico de profundizar sus sistemas democráticos a partir de la generación de mecanismos de transparencia, de efectiva participación ciudadana, de diálogo abierto con la comunidad y de fortalecimiento institucional de sus órganos. El Poder Judicial no puede estar alejado de estas circunstancias, sobre todo tomando en consideración la concepción del mismo como el poder llamado a “estar del lado del ciudadano” velando porque sus derechos no sean arrebatados o disminuidos por el ejercicio de los otros poderes o por la privilegiada situación de los más poderosos.
    La tarea no es nada fácil, se requiere la suma de muchas voluntades; romper paradigmas, dogmas, tradiciones; reformar el sistema judicial (por ejemplo el sistema de nombramiento de ministros) reinventar planes de estudio en las facultades de derecho y, revalorar el papel del juez para lo que la sociedad espera de esta institución en el siglo XXI.
    De cualquier manera, un buen intento es pensar –cuando menos- que podemos empezar de algún modo, provocando el interés por construir un modelo de juez que todavía no tenemos, precisamente por los pasos equivocados que dimos durante décadas en la discusión y enseñanza de la ciencia jurídica como norma, como texto, como todo, menos como derecho.

 


DATAWEB

Esmeralda 871

(1007) Ciudad de Buenos Aires

Tel.: 4312-0037 | 4313-5242

© 2016 Asociación Argentina de Derecho Procesal - Todos los derechos reservados. Desarrollado por GRM Soluciones